Problemas del Agua > Problemas típicos del agua

Dureza (Calcio, Ca; Magnesio, Mg)

El termino dureza se refiere a la cantidad de calcio y magnesio disueltos en el agua. Estos minerales tienen su origen en las formaciones rocosas calcáreas, y pueden ser encontrados, en mayor o menor grado, en la mayoría de las aguas naturales. El calcio y magnesio causan dos principales problemas:

1. Cuando el agua es calentada, ellos precipitan fuera de la solución, y forman una costra dura, de apariencia rocosa. Esta costra acelera la corrosión, restringe el flujo, y reduce la transferencia de calor.

2. Cuando ellos se combinan con el jabón, reaccionan para formar un cuajo, que interfiere con el efecto de limpieza, seca la piel, y forma depósitos en cañerías y ropas.

La dureza es medida en partes por millón (equivalentes a mg/litro). Un comprimido de aspirina tiene 85 mg. No existen limites de aceptación establecidos de dureza del agua, pero comienza a ser considerada problemática cuando alcanza 50 mg/l.


Tentativa de clasificación del nivel de dureza
Agua blanda:
0 hasta 17 mg/l
Agua levemente dura:
17 hasta 60 mg/l
Agua moderadamente dura:
60 hasta 120 mg/l
Agua dura:
120 hasta 180 mg/l
Agua muy dura:
más de 180 mg/l


Las aguas que naturalmente contienen poca dureza pueden también ser problemáticas debido a su corrosividad en algunas aplicaciones.
El único método práctico para remoción de la dureza arriba de 250 mg/l es a través de ablandadores de intercambio iónico.


Acidez (pH)

El agua que presenta exceso de acidez tiene la tendencia de ser agresiva con las cañerías y accesorios.
La acidez/alcalinidad relativa es medida en la escala de pH, que va de 0 hasta 14, donde 7 es neutro, valores de pH menores de 7 son progresivamente más ácidos, y valores de pH mayores de 7 son progresivamente más alcalinos o básicos. Los valores de pH no se refieren a acidez, pero preferiblemente a la relatividad acidez/alcalinidad de la muestra en particular.
Valores de pH aceptables para el agua van de 6,5 hasta 8,5.
La acidez no puede ser removida del agua, en tanto, ella puede ser neutralizada elevando el pH por medio de la alcalinidad. Esto puede ser hecho inyectando una solución fuertemente alcalina o pasando el agua a través de un lecho de material calcáreo procesado.


Hierro

La presencia de hierro es un problema de calidad del agua muy común, especialmente en aguas de pozos profundos. El agua conteniendo, mismo pequeña cantidad de hierro, puede parecer clara cuando extraída, pero podrá rápidamente tornarse roja, después de su exposición al aire. Este proceso es denominado oxidación, y envuelve la conversión de hierro disuelto (ferroso), que es altamente soluble, en hierro precipitado (férrico), que es muy insoluble.
La concentración de hierro es medida en ppm o mg/l.
La coloración en general se transforma en problema cuando la concentración es mayor que 0,3 ppm.
La remoción puede ser hecha por medio de intercambio iónico (ablandador) o por oxidación/filtración.


Manganeso

El manganeso es un metal similar al hierro que causa una coloración gris/negra. El puede causar coloración a concentraciones tan bajas como 0,05 ppm.
El manganeso puede ser removido de manera similar que el hierro, mismo que su oxidación sea más difícil, requiriendo un pH de por lo menos 8,5.


Anhídrido sulfuroso (SH2)

El anhídrido sulfuroso o sulfuro de hidrogeno es un gas que huele fuertemente a huevos podridos. El resulta de la degradación de la materia orgánica con azufre orgánico y de la presencia de ciertos tipos de bacterias. Mismo a muy bajas concentraciones, el es ofensivo y fuertemente corrosivo.
Debido a que está presente en la forma de gas, el no puede ser colectado en los frascos de muestreo para su análisis en laboratorio. Consecuentemente, su presencia tiene que ser informada en los relatórios que deben acompañar la muestra, cuando esta es enviada para determinar una recomendación de tratamiento del agua.
El puede ser removido por medio de una oxidación/filtración, aireación, o por una sanitización del pozo.


Turbidez

La turbidez es una medida de la presencia de partículas en suspensión en el agua, que puede variar desde grandes partículas que sedimentan rápidamente fuera de la solución (tales como arena), hasta sedimentos extremamente finos, que pueden permanecer en suspensión, mismo después de reposar durante horas.
El tratamiento depende del tamaño y característica de las partículas, que es medido en micrón, y de sus características físicas.


Sabores y Olores

La mayoría de los sabores y olores son causados por la presencia de material orgánico y cloro.
Una gran mayoría de ellos puede ser removida por el pasaje del agua por un lecho de carbón activado.


Contaminantes químicos orgánicos

La presencia de compuestos químicos tóxicos a varias concentraciones ha sido ampliamente documentada en muchas fuentes de suministro de agua. Su detección puede ser difícil, una vez que estos contaminantes en general no presentan ni gusto ni olor. El tratamiento depende del tipo del contaminante y de su concentración. Estos compuestos químicos pueden variar desde solventes industriales hasta pesticidas y herbicidas agrícolas. Uno de los más comunes es la familia de los Trihalometanos (THM) que son formados cuando el cloro del agua reacciona con el material orgánico natural.


Total de sólidos disueltos (TDS)

El TDS es la suma general de todas las sales minerales disueltas en el agua, y que si es mucho, puede resultar en gusto objetable (desagradable), hielo turbio, interferencia con el sabor de alimentos y bebidas y incrustaciones dejadas en los artefactos de la cocina.
De manera general, cuanto menor es el TDS, más aceptable es el agua potable. Un nivel de TDS mayor que 1000 ppm es inaceptable para agua potable.
El proceso de Osmosis Inversa (RO), demostró ser el método más práctico y económico para corregir problemas causados por el TDS elevado.


Nitratos

Los nitratos son compuestos químicos inorgánicos disueltos en algunas fuentes de suministro de agua, como resultado de las actividades hortícolas y agrícolas (fertilizantes, corrales, deyectos de animales y aguas de deyectos industriales). Los niveles de nitratos mayores que 45 mg/l (como NO3) o 10 mg/l como Nitrógeno, N) pueden ofrecer un serio riesgo a la salud de los niños (y también sospecho de producir cáncer gástrico).
El proceso de Osmosis Inversa (RO), demostró ser un método práctico y eficaz para reducir los nitratos a niveles de seguridad.


Metales Pesados (Plomo (Pb), Cadmio (Cd), Mercurio (Hg),

Arsénico (As), Selenio (Se), Cromo (Cr), etc.)
Los llamados metales pesados son elementos metálicos tóxicos, que entran en las fuentes de suministro de agua a partir de fuentes naturales o industriales, así como de los propios sistemas de distribución (cañerías, accesorios, etc.). Estos metales, y especialmente el plomo, pueden afectar seriamente el desenvolvimiento mental de los niños.
El proceso de Osmosis Inversa (RO) es reconocidamente el método más práctico para reducir el plomo a niveles insignificantes en el agua potable.


Radionuclídeos (Radio 226/228 (Ra))

El radio está presente en aguas subterráneas debido a la desintegración radioactiva del uranio en las formaciones geológicas. Existe riesgo para la salud si el nivel de radio excede 20 picocuries por litro (pCi/l).
Ablandadores de agua de intercambio catiónico, utilizando procesos apropiados de regeneración, pueden ser eficaces para reducir los niveles de radio.
El proceso de Osmosis Inversa (RO) es eficaz para reducir los niveles de radio en el agua potable.